Mitad blanco, Mitad negro, FICHA DE DOMINO.

Nunca le habían mostrado la verdadera esencia de vivir; de vivir a bocanadas de aire fresco sin tan siquiera necesitar a penas realizar algún movimiento, no le había descrito al mas mínimo detalle la suavidad que envuelve su cuerpo. Jamás había mirado con tanta atención como las palpitaciones aumentaban con tan solo una mirada, una situación. Nadie le había preparado para sentir.

Y es justo en ese momento en el que se pone los cascos, se hecha al suelo y le da al play para escuchar una y otra vez la canción de su vida. Gritaría, lloraría, destrozaría cualquier cosa que se pusiera a su alcance tan solo para poder descargar esa rabia que corre por sus venas y poder dejar de sentir que puede llegar a perder todo lo que tiene.

Le resulta tan difícil haber aprendido a sentir que tiene miedo; miedo de perder todo aquello que posee, miedo a despertarse un día y darse cuenta de que aquel sueño que nunca habría imaginado conseguir se evapore dejando el mínimo rastro de su paso por su vida…
Repasa cada uno de sus días, nota tras nota, palabra tras palabra y de 
repente se dio cuenta de que la vida no era eso, la vida es caer y levantarse, y volverse a caer y volver a levantarse; la vida es alegrarte los viernes y joderte los lunes, y abrazarte a quien  te abrace y a quien no te abrace pues no te abrazas y punto, y no pasa nada.

Y justo en ese momento finaliza la canción mas larga que existe, solo 
desea mira al cielo y pensar que desde arriba la observan y la cuidan,
que hay un pequeño angelito y vela por su felicidad y nunca la va a dejar sola. En ese mismo instante siente deseos de acurrucarse en un 
lado de la cama, dormir y despertar con un nuevo sol, con nuevas fuerzas que le permitan seguir andando cada vez con el paso mas firme sin opción a permitirse obstáculos en su vida, en su felicidad.
Y se dio cuenta de que la vida no era eso; la vida era lo que ella decidiera, lo que ella quisiera.



"Cualquier camino, por largo y complicado que sea, consta en realidad de un solo momento: el momento en el que se sabe para siempre quién eres."

































































Fdo: V

Fantasmas del pasado.


No pienses, y menos ahora, vive el momento y disfruta todo lo que esta por llegar, es muy bonito todo lo que te esta pasando, agárralo con fuerza y no lo sueltes, no lo sueltes jamás. Son palabras que me repito constantemente, pero de repente, cuando la atmósfera no podía estar mas cargada de ilusión, de proyectos, de esperanzas, regresan los fantasmas.

Siempre he dicho que si no te enfrentas a tu pasado nunca se ira, siempre te perseguirá y trastocara directa o indirectamente tu vida, pero lo difícil es cuando no es tu pasado lo que reaparece. Todo en esta vida tiene unas fases es lógico, pero el miedo que crea la duda por como va a actuar el entorno es algo que angustia, aprieta la garganta dificultando la respiración y en ocasiones es tan fuerte la opresión que es inevitable que algo de ti intente escapar de lo mas adentro.

Confías plenamente en lo que tienes y aunque sepas que puedes ofrecer y hasta que punto eres capaz de llegar con tal de retenerlo contigo, es normal tener esos pequeños miedos en los que deseas en lo mas profundo que desaparezcan, no puedes dejar de pensar en si habrán pegas, y si las hay, si seréis capaces de pasar de los fantasmas, de quitarles plano en vuestro proyecto.

Es curioso como pueden llegar a calmar un par de palabras sinceras, de volver a sacarte esa sonrisa que llevas tatuada en la cara siempre, aunque sobra decir, que no hacen falta, que los fantasmas son fantasmas y tarde o temprano han de desaparecer.

Con este breve escrito, un poco lioso o rallante, como lo queráis denominar, solo quería desahogarme, decir que si, que tengo miedos, y no, no se van a apoderar de mi, y si ellos no se van, no podrán hacer que todo esto, esto que es nuestro, que empieza, que va a ser infinito, se trastoque.  Alfil la encontré y ahora que es mía jamás la dejare ir, le pese a quien le pese.


"Una persona no puede directamente escoger sus circunstancias, pero si puede escoger sus pensamientos e indirectamente y con seguridad darle otra forma a sus circunstancias."








Fdo: V

Sueña que sueñas con ella.

Una noche mas como es habitual, me encuentro en el balcón acompañada de mi taza de café pensando en como a cambiado mi vida en tan solo un par de días.
Unos meses atrás todo esto se me habría quedado grande, quizás mi “yo” hace un tiempo diría que estoy loca por arriesgarme tanto, por jugar las cartas tan descubiertas y haber hecho un “all-in” con mis sentimientos.


Siempre he dicho que no hay mayor espejo que la mirada, desde pequeña siempre me gustaba observar a las parejas como se miraban, como sus ojos buscaban en el fondo del otro complicidad, deseo, necesidad… y desde fuera podías ver como sin pronunciar un corto “te quiero”, el brillo que les rodeaba lo transmitía como si sus labios no dejaran de pronunciarlo ni un segundo. Durante mucho tiempo desee encontrar a alguien que pudiera mirarme con ese deseo, que fuera capaz de descolocarme con tan solo una mirada, que fuera capaz de transmitirme todo aquello que siempre veía en unas cuantas personas privilegiadas.


Con el paso de los años desistí en mi búsqueda, vi muchas miradas, pero ninguna me transmitía aquello que tanto anhelaba, por lo que decidí dejar correr el agua y tirar la toalla, me hice a la idea de que disney  había hecho mucho daño con sus cursilerías y acepte que yo no seria una de las pocas personas que pueden verse reflejadas en los ojos de otros.
Y de repente, una noche, esa noche en la que jamás, y repito jamás habrías pensado que podrías encontrarla, de la manera mas simple y mas común, apareció. Nunca había sentido tanta curiosidad por ver que ocultaba una mirada, era casi imposible dejar de observar como al cerrarse los ojos se formaban unos pequeños pliegues en el contorno de estos que aun la hacían mas intrigante, durante la noche, me fue casi imposible dejar de mirarle, de buscar sus ojos.

Hoy, las princesas disney no me parecen tan malas, tengo ganas de chillarle al mundo que por fin he encontrado mi mirada, que es capaz de hacer que aparte la mía, que consigue hacer que mis piernas tambaleen y en ocasiones se me trabe la lengua, hoy tengo ganas de decirle al mundo que al fin quiero entregarlo todo y dejarme la piel en conservarla, quiero que todos sepan que vuelvo a estar ilusionada.
A veces, resulta muy raro sentir tantas cosas en tan poco tiempo, sentir que necesitas a esa persona cerca, a pesar de que tan solo conoces una pequeña parte de ella, pero su respiración en la noche se hace tan necesaria que cuando no esta la nostalgia entra en la cama apoderándose del hueco que horas atrás estaba ocupado, y cuando la ves marchar, un nudo encoge tu garganta y aprieta con tal fuerza, que digas lo que digas solo consigues pronunciarlo en voz bajita y temblorosa.

"Es curioso ver que estas enamorandote cuando ya habías dejado de creer que podías hacerlo."









                   









Fdo: V

Alergia cerebral.

Despierto con un fuerte dolor en la cabeza, la luz esta apagada, algo me parece extraño, no reconozco este sitio. Procuro no alarmarme y comienzo a palpar todo el suelo, es frío, húmedo y tiene un tacto áspero similar a la tierra, no logro tocar muble alguno o cualquier cosa que me resulte familiar. Intento levantarme pero me doy cuenta de que tengo una leve flojedad en las piernas que me impide ponerme totalmente recta.
Desorientada consigo dar unos pasos, pero sigo sin saber donde voy, si ando en círculos, si me acerco a las paredes… caigo en redondo de nuevo al suelo.

No entiendo nada, empiezo a temblar e intentar recordar que hago allí, cuanto tiempo llevo metida en no se donde lugar y quien me ha traído aquí. De pronto noto como al alargar mi brazo algo pincha mi muñeca, acto reflejo aparto la mano con la sensación de que el pinchazo me ha parecido similar al de una espina. Alargo nuevamente el brazo, pero esta vez con mas cuidado y puedo notar como mis dedos identifican una hilera de espinas gruesas que impiden el paso. Me levanto rápidamente e intento ver si puedo quitar las espinas o apartarlas de algún modo para pasar, pero, ¿esto no va a servir de nada verdad?. Esta bien, quizás si me arrastro por debajo de las hileras de pinchos pueda llegar al otro lado.
Mientras repto por debajo de las miles y miles de espinas, noto como se van haciendo pequeños cortes en mis piernas y mi espalda, como la cara empieza a escocerme. Al fin logro salir de aquel laberinto y me acurruco en el suelo lamentándome y maldiciendo la estupida idea de reptar debajo de miles de espinas afiladas, no me quedan fuerzas.

-         No te pares, sigue adelante, pronto veras la luz…

Vale, ahora no estoy sola, ¿que coño a sido esa voz?, no entiendo nada, esto no tiene ningún sentido, estoy mareada, quizás me este volviendo loca, quizás habla mi subconsciente.

Esta bien, continúo andando de espaldas a el tormentoso enredo de espinas mientras pienso en todo lo que esta ocurriendo. ¿Por qué estoy aquí?, ¿que me ha llevado a esta situación?, ¿Por qué no veo nada?,  y encima para colmo, sola.

Espera, noto una leve brisa, es por allí, allí está la salida. Empiezo a andar rápido guiándome por la intuición, aunque puede que no llegue a ningún sitio. Me escuece todo el cuerpo, a penas puedo estirar bien las piernas, las tengo tersas y he optado por cerrar los ojos, alargar las manos y andar. Un nuevo acto reflejo hace que me pare en seco y encoja rápidamente mis manos al pecho, he vuelto a pincharme los dedos, pero esta vez, esta vez parece una pared. Con toda la calma que en ese momento puedo sacar, comienzo a palpar suavemente de nuevo el terreno. Es una pared de espinas, parece alta, y la brisa parece que proviene de detrás.
Ni de coña voy a escalar eso, ni puedo después de haber obtenido como resultados toda mi piel medio desgarrada, ni pienso sangrar mas.

-         Adelante, estas delante de la luz, de la salida, de la vida…

¿Tu otra vez?, esto es surrealista, me he vuelto loca, no entiendo nada, solo quiero llorar, acurrucarme en el rincón mas frío de este sitio y dormir, solo quiero dormir y no despertar.

-         No pienses, solo hazlo, se que puedes….
Entre lagrimas me levanto, me da exactamente igual si estoy loca o no, si hay alguien mas en esta habitación o si me desangro trepando esa maldita pared…
Es indescriptible el dolor que ahora mismo están sintiendo mis manos y mis pies, quiero que esto acabe ya, o muero de dolor, o vuelvo a ver la luz del día.
Al fin, llegue.. creo que…

De nuevo me encuentro tumbada en el suelo, pero, esta vez hay luz, espera un momento, estoy, estoy en el campo, veo un manto verde delante de mi, parece terciopelo, hay un riachuelo adentrándose en el terreno, me gusta, es bello.Me acerco al centro del manto aterciopelado, parece un inmenso mar verde con pequeñas olas que crea la brisa fresca. Me gusta.


Me tumbo como quien acaba de encontrar el paraíso, y pienso en todo lo que he pasado, en el dolor que he sentido… pero, a pesar de eso, aquella voz dulce me hizo continuar, me hizo avanzar y no pensar ni mirar atrás,
¿Quién habría detrás de aquella voz?, ¿la volveré a oír algún día?, puede que este dentro de mi locura, o quizás sea esa voz interior que tenemos todos, y que tan pocas veces escuchamos.

“¿De que te vale tener oído si no eres capaz de escucharte a ti mismo?”







Fdo: V

Instantes.

Me he hecho mayor, y te preguntaras, ¿Cómo lo sabes?, ¿a que viene eso?, bueno, después de los grandes golpes que he recibido este año, me he dado cuenta de que me he hecho mayor, que las cosas que antes quedaban muy lejos o tan siquiera podía verlas tan cerca, se han estampado en mi frente como un pájaro en un cristal, y si, duele.

Siempre  he sido muy indecisa, desde pequeña, cuando me iba de compras con mis padres nunca sabia que elegir si tenia varias opciones, nunca me ha gustado tener que determinar cada paso, cada decisión que he tenido que tomar en mi vida, siempre me ha sido muy difícil todo eso.

Pero hoy todo es distinto, he aprendido a adaptarme, a tener una meta y a organizar mis pasos de modo que cada uno de ellos, por mucho que se desvíen siempre me lleven a mi meta, mi sueño.

Hay veces en las que tememos tanto tomar decisiones, o pensar en un futuro, y solo el hecho de pensar nos crea una ansiedad depresiva horrorosa de la que solo podemos evadirnos con el sueño. Yo he aprendido que no hay que tener miedo de nada de eso.

Este año pude fracasar mil veces, pero lo que me ha sorprendido es que en ningún momento tenia miedo, miedo de caer, de equivocarme, de que las cosas se torcieran y volviera al fondo de mi habitación a escuchar la música mas depresiva que encontraba, este año no. He confiado en mis posibilidades, las he explotado al máximo y a pesar de que este año en mí cuerpo el invierno ha durado mas de lo que en mi vida podrá llegar a durar, decidí no rendirme, y por eso mismo yo no estoy en tu lugar.

Últimamente, todo el mundo me dice que se ha equivocado en algunas cosas que podían haber evitado tan solo siendo constantes, teniendo un poquito de visión de futuro, de cordura diría yo.

Se que lo estas pasando mal, que no paras de arrepentirte de lo que hiciste y no hiciste, pero ¿piensas pasarte toda la vida lamentándote de eso o piensas reaccionar de una vez?
No estamos para perder tiempo, para tener miedo, para pensar en si nos equivocamos, no, con ser precavidos en las decisiones por ahora es suficiente, quítate ya esa coraza de fracaso que te has plantado cada día que sales a la calle y plántale cara a la vida.
No tienes porque hacer un drama de todo esto, puede que suene cruel, o que no entiendas nada de esto, pero ¿no te parece ya bastante fracaso el seguir con algo que ya no puedes solucionar?

Se que vales, que mereces luchar por ello, que tus lastres no son tan grandes como los ves tu, y si los ves enormes corta la cuerda que hace que los arrastres y reacciona de una vez, sal, deja que el sol caliente tu piel y la brisa te traiga los aromas que un día fueron tuyos.

VUELVE A SER TÚ.

"En todo fracaso hay una oportunidad nueva".






Fdo: V

Eviterno.

De repente un día despiertas y te ves envuelta en un mar de confusiones.
Las cosas no pueden salir peor, todo lo que gira a tu alrededor esta enredado en una gran red de pesca, las emociones salen a la superficie de tu piel y crean una película sensible alrededor de tu cuerpo que tan solo te crea taquicardia y miedo.

Tu cabeza pide volar, evadirse de la realidad y tan solo por un instante,
solo un pequeño instante elevar los pies del suelo y dejar un espacio entre el mudo y todo lo que le rodea.

Pensar, pensar en el hoy, en el mañana, en el ahora. Pensar en todo
lo que das y nunca recibes, en lo que siempre muestras y nunca ven,pensar en quien eres y porque lo eres.

No es necesario ninguna palabra, ningún gesto, ningún movimiento,

tan solo quiero sentir el silencio esta noche, acurrucarme a su lado
y solo oír mi “yo”.

Hoy quiero ser quien escuche mi cabeza, no la que escucha a mi cabeza, quiero hacer visibles esas líneas infranqueables y hacerlas mas anchas que nunca, quiero que te pares y no solo oigas sino que también me escuches.

“Hay que sentir el pensamiento y pensar el sentimiento”.
 


























Fdo: V

El amor como miedo racional.


Nuestras experiencias personales y el aprendizaje que obtenemos de estas, dicta nuestros actos y como no nuestros miedos.  De modo que si nuestras experiencias amorosas han sido buenas, nos será más fácil comenzar otra en un futuro, de lo contrario, si no hemos tenido una buena relación,  comienza la mega construcción de el gran muro, que en ocasiones es infranqueable.
 A menudo, aunque la soledad es la única compañera que tenemos antes de comenzar una relación, cuando conocemos a alguien que nos interesa, que nos hace latir, antes de entregarse y abrirse de lleno a esa persona se levanta la barrera automática que, debido a nuestras experiencias, se a creado ante cualquier señal de peligro, cualquier señal de invasión y se adopta una postura muy común, el no compromiso.
En ese momento es cuando se enciende la luz roja de alarma y tendemos a reprimir nuestros impulsos y a no dejarnos conocer casi. Por lo que no nos dejamos llevar ni nos entregamos a la experiencia.
Bien, no digo que no debamos ser cautelosos, ni que soltemos la melena al viento y mantengamos una venda en los ojos.  Debemos transformar ese pilotito de luz roja en luz verde, es el momento de arriesgarse, de confiar en ti, de actuar. Los miedos no se van a ir por mucho que esperemos, debemos aprender a vivir con ellos, debemos dejarlos poco a poco en un segundo plano.
Claro está, que no podemos eludir el miedo, pero podemos aprender a actuar de una manera diferente ante el, aceptándolo como compañero de nuestras vidas y no viéndolo como un ancla que nos tiene aferrados al suelo del mar. Todos tenemos miedo a medida que avanzamos por la vida; por lo tanto, cuando aparece ese “gremlin”, no hay  que reprimirlo ni rechazarlo o pelearse con él, sino transformar la imagen que tenemos de él. Tu no eres el miedo.
Cuando sentimos el miedo de entregarnos, por el temor a que nos dañen o a que jueguen con nosotros, tenemos que aceptar la situación, y si nos  damos con un muro en la cara, echarle ganas, fuerza y arriesgarse. Muchas de las mejores cosas que nos pueden suceder, pasan una vez por nuestra puerta y no debemos dejarlas pasar de largo. Hay que aprender a levantarse y a superar mejor lo hechos del desamor, a si como otras amarguras que causa el amor.
"Muchas veces ralentizamos el proceso de crecimiento personal por permitir que el miedo vaya delante de nosotros en vez de detrás".



Fdo: V

Recuérdame.


Siéntate a mi lado,

no temas que no te reconozca,

tu cógeme de la mano y mírame.

 Cuéntame la historia de mi vida,

Aunque que no recuerde,

mi propio pasado .


Háblame del frio invierno,

de la nieve de los tejados.

Dime que un día volveré a ver,

los cerezos helados.



No contengas tu lágrima,

No sabré que cae por mi.

Pídeme que cierre los ojos,

Que apriete fuerte mis parpados.

Quizás así mi alma suspire,

Quizás así recuerde.


Enséñame fotos,

Aunque no las pueda ver.

Solo te pido que me sigas hablando,

cuando yo ya no te esté escuchando.



Fdo: V

Bajo el cerezo en flor.

Sakura, era una joven japonesa de mirada inquieta que vivía feliz mente casada con su esposo Makoto, vivían en la región de Yoshino, en un pequeño pueblo llamado Hitome Senbon. Sakura y Makoto se conocieron a escasas semanas de su enlace, pues los padres de ambos habían acordado que cuando sus hijos cumplieran la edad de 20 años, se casarían como unión de las dos familias.

Cierto día el imperio japonés mando reclutar a los mejores samuráis sin importar su edad, ni lo viejos que eran. Una mañana, con la salida del sol, un enviado de la guardia real, llamo a la puerta de la casa de la pareja solicitando la presencia de Makoto en el ejército real, por lo que Makoto tenía que marchar a la guerra.
Sakura no le amaba, pero entristeció al saber la noticia, el iba a marcharse y a dejarla sola, jamás había estado sola, ni siquiera cuando era una niña y sus padres partían a recoger seda.

A la mañana de partir, Makoto le regalo a Sakura una simiente de un peculiar árbol llamado cerezo y partió con los demás con la promesa de que regresaría antes de que el cerezo empezara a tener flores.

Fueron los días mas largos que ella había conocido, se sentía muy sola, y los días se transformaron en meses, y los meses en años. Pero ella, todas las mañanas al despertar el sol, salía a ver como cada día, el blanco de las flores, abrigaba cada vez mas al cerezo. Sakura acepto, que Makoto jamás regresaria.

Un día, llego un muchacho al pueblo en busca de trabajo. Setsu, que así era como se llamaba el joven, paso delante de la casa de Sakura, y vio como el gran árbol blanco se alzaba entre la maleza del jardín de la casa, por lo que decidió entrar y prestar sus servicios como jardinero.Cuando Sakura vio a Setsu, no pudo evitar sentir como su mirada se clavaba en el fondo de sus ojos y no pudo gesticular mas palabras que “No tengo mucho con lo que pagarte, pero puedo ofrecerte comida aparte de un pequeño sueldo si es que precisas mucho del trabajo”. Setsu acepto, por lo que a la mañana siguiente, antes de que la niebla pudiera diluirse del aire, el joven muchacho comenzó a trabajar en el jardín.

Los dos pasaban mucho tiempo juntos, ya que ella también colaboraba en el mantenimiento del jardín. Pasaban largas horas hablando y riendo, compenetraban muy bien, y poco a poco fueron enamorándose el uno del otro hasta que Setsu un día, mientras descansaban bajo del cerezo, aparto de la cara de Sakura un pequeño mechón que tapaba los grandes ojos de la muchacha y le robo un beso.
Sakura quedo ruborizada en un principio, pero no aparto sus labios de los de Setsu, ya que descubrió en aquel mismo instante, que el pequeño hormigueo que sentía en su estomago cada vez que Setsu la rozaba, era amor.

Pasaron la mejor primavera que los dos jamás habían pasado, les encantaba sentarse al sol bajo el cerezo en flor y ver como las mariposas y los pajarillos  volaban entre las flores. Sakura amaba a Setsu como nunca antes había amado a nadie, le encantaba la forma en la que el acariciaba su pelo y la forma en que la miraba cada mañana al despertar, era tremendamente feliz.

Una tarde, vieron como un caballo paraba en el patio de su casa, y como un hombre alto y robusto se acercaba a ellos, Makoto había regresado de la guerra.
Makoto al descubrir la traición de su mujer, decidió acabar allí mismo con la vida de ambos, a los pies de el cerezo que un dia había regalado a su amada esposa. Fue tanta la rabia con la que Makoto usó su espada, que se creo un gran rio rojo que tardo horas en desaparecer bajo la tierra.

Llego el Otoño, el gran cerezo empezó a perder sus flores y con la llegada del gélido invierno, las tristes ramas de aquel pelado árbol quedaron heladas. Un buen día, Makoto decidió que al comenzar la primavera, antes de que floreciera el árbol, lo talaría, pues cada vez que lo miraba, le recordaba a Sakura, y lo que era aun mas doloroso, a Sakura en los brazos de Setsu.

Al primer día de primavera, cuando la tenue luz del sol se filtró entre las nubes y bañó sus delicados pétalos, el árbol emitió un resplandor entre rosáceo y blanquecino. Makoto se acerco asombrado a los pies del inmenso árbol, pues las pequeñas flores que habían brotado del las ramas del árbol a diferencia de las demás primaveras, estas eran rosas. Makoto quedo prendado del color de estas de tal modo que decidió no talar el arbol y mantenerlo en su jardín.

Cuenta la leyenda, que a partir de que el amor de Sakura y Setsu fuera culminado frente al majestuoso cerezo, este que había vivido el romanze a sus pies, absorbió tristemente el amor de estos mediante sus raíces y comenzó a tornar sus flores rosas para mantener vivo su espíritu y que Sakura y Setsu vivieran eternamente su amor.

“Dado que las flores del cerezo caen tras una breve floración, se han convertido sin duda en el icono de la belleza efímera de la vida”





















                                                                                                  Fdo: V

Insomnio.


Nunca antes me había parado a pensar en lo cerca que estabas, en lo sencillo que era girar la cabeza y verte. Hoy las persianas por las que un día me asomaba están bajadas, dejando el mínimo espacio entre sus rejillas para el paso de la luz, en  la habitación que antes ya era oscura, ahora es constantemente de noche y un halo de soledad envuelve esa cerradura tan curiosa.  
 Hoy se ven las estrellas desde mi ventana, me he acordado de cuando juntábamos los sofás a modo de cama, corríamos las cortinas y mirábamos las estrellas tras el cristal mientras esperábamos el sueño.  Recuerdo que en mas de una  ocasión, me permitiste llevar el pijama debajo de la ropa para que no pasara frio, e incluso me cantabas la misma canción una y mil veces siempre que te lo pedía. Que lejos han quedado los días en los que las risas inundaban los pasillos, en los que el silencio no se hacia dueño de los rincones y tu voz era el timbre de la casa. Añoro tanto todo eso, ahora tan solo es un vago recuerdo, un cuento que una vez escuche.
Temía olvidarte, olvidar tu voz, olvidar tus manos, olvidar tu olor, olvidar tus ojos…
Me gustaría tanto poder contarte tantas cosas, aunque sé que eres consciente de todo lo que me ocurre cada día.  A veces me siento egoísta, me habría gustado tanto que ellos te hubieran conocido como yo lo hice, que pudieran tener los recuerdos que yo guardo de ti, que pudieses haber disfrutado de todos ellos…cada momento.  Se que serias tan feliz.
Hoy me siento rara, es una de esas noches en las que te sientas en el balcón con tu taza de café y dices, “Bueno aquí estamos yo y mis pensamientos, comencemos”. Son tantas las cosas que me rondan la cabeza, y tantas las cuestiones que me planteo que me agota el pensar. Se que tengo miedo, pero apuesto por la idea de que pronto cojera su maleta y se ira muy lejos de aquí, se que me enviara postales, pues nunca puedes olvidarle, pero al menos confío en que permanecerá lejos de mi cabeza.
Sólo una cosa vuelve un sueño imposible: el miedo a fracasar.























Fdo: V 

La psicología del liderazgo.

Es algo inimaginable que en esta época tan modernista y evolutiva, puedan controlar nuestros deseos, nuestros actos y nuestros ideales con un simple juego mental. Pero aunque vivamos en una sociedad “evolucionada” (depende de cómo se mire), es muy fácil controlar a las masas si se sabe cómo.

A lo largo de la historia, hay innumerables casos de líderes que han obtenido lo que buscaban con un simple juego, el dominio mental. Son unas cuantas las técnicas que llegan a emplear para conseguir doblegar a miles y miles de personas, quizás, antes que llamarlas técnicas yo las denominaría “fases”.
 
En mi opinión, una de las primeras “fases”, es la de “problema, reacción, solución”.
El comienzo de esta etapa, se basa en crear un problema, una situación en la que conducen a las personas a una reacción en la que enfatizando con el público, son capaces de obtener una reacción sin sentido crítico. Una reacción en la que llegado el momento de convicción, jugando con las emociones, no dejando espacio a la reflexión, manipulando información y ante todo repitiendo la unidad como voz de protesta, es capaz de surgir un líder.
 
El siguiente paso, lo consiguen mediante la incitación. La unidad, crea un vinculo de hermandad, de familia, que conduce a tomar medidas tanto drásticas, como silenciosas, para conseguir una solución. Como ejemplo: No intervenir en situaciones de violencia desmesurada, para que los individuos demanden unas leyes. 
Una vez el grupo central junto con el líder, son capaces de llegar a controlar hasta el punto de dominar la incitación, tienen total libertad para llevar la reacción al punto máximo que ellos deseen con tal de llegar a la solución, su solución.
 
Hay una infinidad de tácticas y fases que varían mucho dependiendo de la situación aplicada, y la persona o grupo que las aplica, pero en mi opinión todas tienen el mismo final: La solución se ve trastocada, si se retrasa en la ejecución de esta, pues las personas con el tiempo vuelven a pensar.
 
Con esta mini reflexión-investigación, solo quería exponer algo que ya todos sabemos, la psicología es un gran aliado de las grandes revueltas políticas y demás situaciones de control social que existe y aunque a algunos les parezca raro, por muy moral y éticamente evolucionados que estemos, nos siguen controlando y en cualquier momento si lo desearan (aunque con más complicaciones que en el pasado) podríamos revivir ciertos acontecimientos ya pasados.
“para manipular eficazmente a la gente es necesario hacer creer a todos que nadie les manipula”.
 





 













                                                                                                              Fdo: V

1º Plato del dia.


Uno de los grandes males de esta sociedad en la que vivimos es la mentira, la mentira te persigue día tras día, en las noticias, en los periódicos, en los colegios, en una infinidad de sitios y como no en las personas . El esconder a los demás lo que sentimos, pensamos y lo que somos es algo que actualmente no dejo de ver, aplicarse valores que no se tienen o ideas que ni siquiera entienden, tan solo para dar una imagen errónea de quienes son realmente.
Esta sociedad es tan solo una fachada, una burla a la sinceridad, ahora lo mas común es oir a la gente hablar abiertamente de sus creencias, de filosofías idealistas, y ver como desmontan el pequeño mundo que te han creado en treinta minutos con un simple acto.
 Hoy en dia conocer a alguien sincero es lo mas complicado que te puede pasar, y no puedo entender porque, por que la gente sigue manipulando a los demás con sus argumentos baratos basados en el materialismo y el consumismo en el que nos encontramos.
Estamos aprendiendo a dudar mucho de las palabras y a confiar lo mas minínimo en los demás, dejando tan solo un pequeño margen de error en el que tienen que demostrarnos con sudor y esfuerzo la credibilidad de todo lo que nos dicen.
Juegan con nuestros sentimientos, nos tratan como marionetas que pueden hacer bailar en cualquier momento que lo deseen, nos vendan los ojos con una gasa de color rosa por la que solo vemos lo que ellos quieren que veamos, nos atan y amordazan cuando les interesa callar nuestra voz trapicheando con nuestras  emociones y transformándolas en odio hacia los demás.
Nunca aparentes algo que no eres ni trates de imitar lo que está a tu alrededor, eso tan sólo te ayudará a perder el verdadero camino de la sencillez y, con ello, la felicidad.



                                                                                                                                                                                                       Fdo: V

Las expectativas y la realidad


Ella: Me gusta cuando me miras y te quedas callado, siento que se para el tiempo y puedo ver todo lo que eres.

El: A mi me encantan las pequeñas marcas que se hacen alrededor de tus labios cuando sonríes, me gusta cuando dejas tu mirada perdida en el momento exacto en el que el silencio no es silencio, cuando me besas y luego suspiras como si fuera lo más hermoso que has hecho nunca…

Ella: te quiero tanto…eres perfecto en todos los sentidos, nadie me había hecho sentir todo lo que tú me haces sentir, quiero que esto no acabe nunca, me haces sentir viva.

Él: Mas vivo me haces sentir tu cuando despierto y te veo tumbada en la cama dormida, cuando te veo girar la esquina y sonríes al verme esperándote nervioso como el primer día, cuando crees que estoy dormido y acaricias mi pelo y me das un beso con la mayor dulzura que existe… TE AMO



Ella: Me gusta cuando me miras y te quedas callado, siento que se para el tiempo y puedo ver todo lo que eres.

Él: Tu también me gustas, eres muy guapa.

Ella: te quiero tanto…eres perfecto en todos los sentidos, nadie me había hecho sentir todo lo que tú me haces sentir, quiero que esto no acabe nunca, me haces sentir viva.

Él: Yo también pienso lo mismo.


Aunque sería lo ideal, raras veces las expectativas y la realidad van cogidas de la mano.
Normalmente, tendemos a crearnos un mundo ajeno a los hechos que suceden realmente y de ahí uno de los grandes motivos por lo que el amor duele tanto. Todos queremos la cita ideal, las palabras perfectas y el momento o el lugar más bonito que pueda existir, siempre solemos aferrarnos a la idea de el amor tal y como nos lo muestran las películas, los libros o las canciones.
Cuando encontramos a alguien muy parecido a nosotros, y empezamos a conocerlo, solemos pensar que es la persona perfecta, pero no porque comparta ciertas opiniones o gustos excéntricos que casi nadie comparte quiere decir que sea la persona perfecta, esa persona a la que necesitas a tu lado para poder respirar, para poder seguir viviendo.
Un amigo un me dijo: “ Sé que no soy la persona indicada para ti, también se que no compartimos nada, pero aun así deberías dejar que te conociera y te muestre que lo que buscas no es lo que quieres”. Esta frase me hizo pensar mucho, ¿realmente buscamos lo que queremos? O simplemente ¿buscamos lo que hemos visto que es perfecto?. Hay mucha gente que tiene mucho que mostrar al mundo y pocas veces les dejamos hacerlo por los pequeños fallos que pueden crearse en las primeras citas o tal vez los nervios que suelen jugar malas pasadas.
Para finalizar este pequeño rallazo de opinión solo quiero decir que te dejes llevar, que disfrutes de todo lo que te venga y no exageres nada, los momentos sencillos son a veces incluso más bonitos que los perfectos, y te hacen sentir más que la mejor frase que te podían haber soltado. Es tan fácil como una simple mirada en la que ves que todo es cierto, que es tal y como es, que esta abriéndote todo su corazón y te está contando cosas que nunca antes había contado a nadie, que acaba de romper ese muro que siempre pone como defensa.

No digo que no haya que ser exigentes, pero a veces nos obsesionamos en conseguir la persona perfecta, la que sabe que hacer y qué decir en cada momento y gracias a eso nos olvidamos de algo muy importante “somos personas”. Todos tenemos defectos .






















                                                                          Fdo: V